miércoles

Hablar de ti

- Escríbeme después del terremoto - me dijo. Entonces repetí el mismo gesto. Esa manera casi resignada de asentir, con la voz ahogada, la sangre tibia, mirándola más allá de sus ojos; rogándole que pudiera ver los míos.

Recuerdo que ese día preparé te verde con jengibre y limón, y le agregué catorce cubos de hielo, uno por cada año de ausencia; y catorce gotas de miel, una por cada mes desde el reencuentro. Cociné una medida de fideos de arroz y acompañé el plato con salsa dulce de pimientos rojos. Ella no regreso para el almuerzo. Comí solo y breve; y luego dormí mi pena en su cama anaranjada. También recuerdo que ese día, por la tarde, la admiré en sus labores y le dije que la quería. Le di un beso en las manos y repetí que la quería. Luego me quedé a su lado, mirándola más allá de sus ojos; rogándole que pudiera ver los míos. Pero su pena pudo más. Supongo que fue su pena, su inconmensurable pena, la que no vio, la que dijo silencio y evitó la piel.

- Escríbeme después del terremoto – me dijo. Sin advertir que ahí mismo se sucedía lo telúrico; que las sierpes Cai-Cai y Ten-Ten se disputaban la sangre y mi savia, el beso y su canto, el cielo, un monte y el mar interior frente a su puerta. Definitivamente su pena pudo más. Supongo que fue su pena, su inconmensurable pena, la que no advirtió el temblor y el estallido; tampoco el pétalo rojo que habitó su ventana. Esa noche volví a su cama anaranjada y, envuelto en azul, dormí mi pena hasta el alba.

Finalmente el cielo ha cambiado de color y hace algunos días, pasajero en un sueño, creí visitarla. Mas lo cierto es que el terremoto terminó por arrancar los caminos, descolgar los puentes y naufragar los barcos. Todo quedó sin luz, sin voz; y lo que nunca bien pude saber, es cual de las sierpes se llevó el papelito; ese en donde estaba escrita su dirección.






Ilustraciones: Cai-Cai y Ten-Ten; Adorados, Carolina Durán.
Música: Hablar de Ti, Pánico, Manuel García.



Agradezco la generosidad de Carolina por permitirme usar sus hermosas ilustraciones. Si quieren maravillarse de verdad no dejen de visitar: http://www.carolinaduran.blogspot.com/

45 Comments:

Blogger Francisca said...

Ufff... dormir pena, cocinar dulce, téses de anhos... me llegó pues, como si ese pétalo rojo hubiese estado en mi ventana... besos

2:19 p.m.  
Blogger Lety said...

Ay Rodrigo, hace tanto que no le visitaba. Más bien tanto que no vengo a los blogs. Pero me ha encantado su cuento ¿puedo llamarle asi? es una historia plena de amor y de ternura. Esa forma de preparar el té es inefable.
Me quedo con ganas de volver para seguir leyendo todo lo que me he perdido.

Yo también le beso con el alma querido amigo.

Que Dios le bendiga

4:34 p.m.  
Blogger Lety said...

Ay Rodrigo, hace tanto que no le visitaba. Más bien tanto que no vengo a los blogs. Pero me ha encantado su cuento ¿puedo llamarle asi? es una historia plena de amor y de ternura. Esa forma de preparar el té es inefable.
Me quedo con ganas de volver para seguir leyendo todo lo que me he perdido.

Yo también le beso con el alma querido amigo.

Que Dios le bendiga

4:34 p.m.  
Blogger Ximena said...

Hola Rodrigo. Aqui estoy, efectivamente en vuelo, y con las turbulencias que lo hacen sólo más delicioso...Gracias por tu visita, y por conectar. Me encantó pasar por aqui y encontrarme este texto. Me dejaste impresionada. Está increíble, me provocó muchas emociones y sensaciones.

Gracias y cariños

Ximena

5:36 p.m.  
Blogger Matilda said...

Siguiendo tu huella..........

Un BeSo...

9:31 p.m.  
Blogger Abril Lech said...

¡Cuanta tristeza exhala este post! Pena honda que contagia. He perdido la comprensión de algunas imágenes, pero no la pena, tan presente.

12:35 a.m.  
Blogger la crisantema said...

Porque hablar de ti
es desterrarse
a los paisajes que me acuerdo,
como intentar hallar la llave de tu voz
en los dominios de un secreto.



Habla poco usted, pero cuando lo hace casi rompe el alma...

y como pasajera eterna ando bailando por los aires grises de
esta ciudad...

10:36 a.m.  
Blogger panrecientostado said...

Gracias por el beso Rodrigo. Bienvenidos tus besos en tiempos de ausencias estelares y consciencia de lo transitorio... bellísimo tu último escrito. Otro beso para ti desde aquí, donde me encuentro...

3:19 p.m.  
Blogger Carmenta said...

hermoso texto, forma y contenido..

un abrazo cariñoso

7:39 p.m.  
Blogger campesina said...

perdón...olvidé cerrar la otra dirección...el comentario anterior es mío:

hermoso texto, forma y contenido

un abrazo cariñoso

otro

7:45 p.m.  
Blogger c. said...

mejor no decir ni entrar... qué todo esté mejor, qué la pena ya no sea tanta, un abrazo, c.

2:46 p.m.  
Blogger Omar Cid Maureira said...

Esta bueno eso, ta bueno, yo puedo decir en mi defensa, amigo, que por ha ratos y con cierta displicencia; te invoco, te llamo para que ayudes con tu creatividad, tu alegria, y tu sabiduría, era aún para mi un superheroe, no se porque te tengo tan lejos, me lleno de palabra y no actuo para estar contigo, ya vendrá... lo otro ¿ no tienes facebook cierto?, yo tengo pero he vuelto a mis blogs queridos.

4:11 p.m.  
Blogger Malena said...

Rodrigo, un placer volverte a leer. Alguna vez pasé por aquí esperando ver al escritor de los volantines, pero vi la ventana cerrada y el cielo sin cometas que volaran.

Es un bello escrito el que acabo de leer y es que la pena, a veces, nos deja totalmente ciegos y faltos de esperanza.

Gracias por avisarme de que habías vuelto a escribir.

Un beso.

6:40 p.m.  
Blogger Caminodelsur said...

Que tristeza evoca tu relato, hermosamente escrito pleno de colores, aromas y sabores.

saludos

8:43 p.m.  
Blogger Ninoschka said...


Hmm.. como eso de hermano mayor, realmente lo eres? De ser así, oiga, cómo puede entonces dejarme tanto tiempo solita!!!

Vaya hermanito que me gasto!!
Ya, ähhh... tanto decirte hermano que hasta yo misma ya me lo estoy creyendo... jajajaaaaa!!

En cuanto a tu texto. Qué lindo escribes, colmado de muchos sentimientos nobles. Me ha gustado mucho, pero a la vez muy triste.

Sabes, personalmente detesto sentir pena, así como detesto también recordar a personas que han dejado huellas en mi corazón porque lo único que consigo es palpar ese tremendo vacío que han dejado en mí. Un vacío que hace que pierda el dominio sobre mis sentimientos y las lágrimas nublen mi mirada. Yap!

Hermanito, últimamente entro muy poco por aquí. Ahora estoy en el Facebook tratando de recuperar a la familia, vecinos y amigos que dejamos hace 32 anos en Chile. Este es un propósito que he conseguido y que me llena de mucha alegría al verlos ahora, poco a poco, llegar a mi ficha.

Te dejo un gran beso y los más grandes y honestos deseos de que estés súper bien!!

Ya, mi hermanito mayor, se me cuida mucho...

Carinos
-yo-

3:02 p.m.  
Blogger Beso Invisible said...

Radiohead Aún no viene.
Pero les espero.

Lindas tus palabras.
Un beso.

4:12 p.m.  
Blogger Monica Alvarez said...

Un terremoto emocional lleno de colores,verde,azul,anaranjado,rojo y diferentes sensaciones como el frío,la pena,la ausencia.
Saludos

5:01 p.m.  
Blogger fgiucich said...

Tus regresos siempre traen relatos cargados de una poesía que riega, con certera eficiencia, los canales más ricos y delicados. Hermoso. Abrazos.

7:10 a.m.  
Blogger Paitoca said...

Manuel García?... sus discos Pánico y Tempera, excelentes... tanto como tu texto, es deslumbrante tu habilidad con las letras... sea verdad o imaginación, logras hacerme sentir lo que siente el que relata.

Un abrazo y... otro abrazo más.
Paito.

10:35 p.m.  
Blogger Lila Magritte said...

Qué emociones flotan por aquí y nos abrazan con su belleza.

7:42 p.m.  
Blogger Ninoschka said...


Feliz Fin de Semana

8:29 a.m.  
Blogger luciérnaga said...

¡Que hermoso! Tanto sentimiento
sobrecoge.
Gracias por tus visitas.
Un abrazo.

L.

11:05 a.m.  
Blogger Victoria Lantter said...

¿Quién eres Rodrigo?
Me has visitado, he venido, me he estremecido con tus letras... escuché a García y juro que se me caen las lágrimas.
Magistral!!!

3:44 p.m.  
Blogger Tarántula said...

Hermoso texto. Me ha encantado.

Te hago la misma pregunta de Victoria. Besos.

11:35 a.m.  
Blogger Sirena Varada said...

Para los pasajeros de sueños la vida solo vale la pena para el encuentro. Puede durar unos segundos pero vale la pena esperar... Quizás nos pasamos la vida esperando que los terremotos se marchen y que el cielo cambie de color.

Tal vez nunca nos rocemos más que en palabras, pero bien vale la pena escribirlas. Algún día pensaremos que fueron grandes por los momentos que rememoramos en ellas.

Saludos cordiales

3:35 p.m.  
Blogger mahiakeff said...

Solo seremos luz, amigo, solo seremos luz que se acerque al Gran Hacedor del Universo.
Me ha hecho dichoso saber de usted, y de su luz, y de un terremoto y de unas serpientes que entran en su corazón y lo arrastran a la melancolía. La dulce melancolía, compañera de los poetas. Veo que siempre está en su corazón, lo que no es poco.
Le deseo lo mejor, y que la dulcemelancolía le siga amando.
Un abrazo

Luis

12:47 p.m.  
Blogger Vidia said...

Parece q los marcianos andaban sueltos, abduciendo gente, porque no llegó nadie. Estoy super triste por eso. Un "voy a ir" lanzado a la ligera causa muchos más estragos q el honesto silencio.

10:52 a.m.  
Blogger Rodrigo said...

Gracias a todos, a todas...

gracias por venir, por dejar huellas, por estar presentes...

y mientras estas letras van siendo de otro tiempo y de quien quiera verlas....les invito a la nueva celebración...

cariños a granel y también específicos...

Rodrigo

5:08 p.m.  
Blogger Xi said...

Parece que la serpiente del agua ganó, porque tu relato (bellísimo, bellísimo, el más lindo que te he leído) huele a inundación.

A veces se cocina rico para comer solo. Y a veces no tienes qué comer y se te llena la casa de quienes traen todas las canastas.

La música, magnífica. Veo que andamos visitando los mismos pentagramas.

Abrazos gigantescos. Y un brindis con tierrita, para el retorno de los equilibrios.

Xi.

6:52 p.m.  
Blogger Coralya said...

Te encuentro toda la razón, ahora que somos tíos intentemos vernos más.
Cuando quiera nomás, yo soy materia dispuesta.

(jarenlita@gmail.com)

Besos.

9:15 a.m.  
Blogger Loudmila said...

Es impresionante la calidez que tienen tus palabras, y la suavidad de ellas para poder llegar a las personas.
El texto es hermoso, y nunca dejes de hacer lo que siempre as querido soñar.

Un beso, y si quieres visita mi blog.

6:53 p.m.  
Blogger Vidia said...

La otra vez pasé por acá dando un portazo. Ahora leí, y me he quedado sin habla. Me da susto darle play a la canción... es q ando muy sensible por estos días...
tqm
V

1:13 p.m.  
Blogger Xi said...

(amo a Manu García)

5:13 p.m.  
Blogger Omar Cid Maureira said...

Rodrigo, la próxima semana viajo a Santiago, a terminar mi curso, el miercoles estoy allá, me juntemonos?....

7:35 p.m.  
Blogger campesina said...

Una vez leí que Pedro Aznar decía que se aprende de lo que se escribe, pero mucho después de que se escribe. Porque hay una voz dentro de nosotros que es más sabia. Algo así...

¿y usted, cuándo reescribe?

10:22 p.m.  
Blogger mons said...

Que hermoso escrito,siempre he pensado que lo bello en su profundo interior es tristisimo, gracias por tus palabras, me llevo un trozo de tu arte ciao.

7:58 p.m.  
Blogger fgiucich said...

Paso y le dejo un abrazo, amigo. Que ande bien.

7:10 a.m.  
Blogger Xi said...

"y todos los barcos con su luz
alumbraban tu pelo..."

Besos de pasajera en trance.

10:57 a.m.  
Blogger la crisantema said...

Toc toc toc...
carinios a granel

11:20 p.m.  
Blogger mahiakeff said...

Hola queridísimo. ¿Como va?. ¿Ha escrito algo de poesía el último tiempo?
Un gran abrazo con el cariño y el recuerdo de siempre

Luis

12:31 p.m.  
Blogger campesina said...

me uno a la lista de los que esperan sus letras...

12:33 p.m.  
Blogger fgiucich said...

Será el silencio creativo? Abrazos.

7:46 a.m.  
Blogger campesina said...

algunos recuerdos son muy dulces, como la conjunción del otoño, un piano y una canción de Bebo..

besos

4:08 p.m.  
Blogger Victoria Lantter said...

Bis!! (a las que piden reportes)

1:54 p.m.  
Blogger Colo said...

Hola Rodrigo, bellisimo el relato.
Tambien me gusto que Manuel Garcia lo complementase...
Gracias por compartir
Besos

11:47 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home

ecoestadistica.com