lunes

Andén

...cuando me pierdo en la ciudad,
vos ya sabes comprender,

es sólo un rato no más...*

No ha sido por falta de cariño, tampoco un tributo a la desidia, menos un peregrinaje por el desierto. Lejos de aquello, quizás la ausencia de estos días se parece más a haberme quedado en una vieja estación de trenes, de aquellas que habitan algún ramal olvidado en el sur del país.

Bien podría decir que me quedé en un andén sin vapores urgentes, con el reflejo en un vidrio roto, con pájaros que buscan semillas allí donde se sumergieron los rieles, sin reloj en los pasillos, sin horas declaradas, con una maleta vacía y silencio en la libreta de apuntes. Curioso sentimiento, pues por contraste – acaso paradoja - he estado casi un mes y medio en la tarea de sacar verdades a números, presupuestos, marcos lógicos, fichas de programas y planificaciones plurianuales, todo con la frenética urgencia de la modernidad dominante.

Así he pasado el tiempo en este andén de niebla y raulí, con más noches que días, con el alma en hibernación, no siempre entero, a veces, a penas a medias, limpiando el cartel de la estación de origen y cuando todo era más frío, tratando en vano de leer el cartel de destino y es que, claro, para ese viaje no hay vagón, sólo orientación cardinal y riel que transitar.

Y aquí estoy de nuevo, no sin tener la sensación de deudas a la hora del vino, del café cortado y de la respuesta oportuna a las letras que vienen volando. Letras que cruzan el atlántico, que bajan desde la cordillera, que habitan en pétalos de margaritas, generosas voces en tinta que vienen para poner sol en mis párpados y que saben o intuyen que cuando me pierdo en la ciudad, es sólo un rato no más.

* "Un vestido y un amor", Fito Paez
Foto:
Edificio de la estación Quino - Ernesto Vargas - diciembre 2004

32 Comments:

Blogger Omar Cid Maureira said...

Que bueno aue has regresado, y que al parecer estas bien; espero que tu regreso al mundo de las bitacoras sea más frecuente. Y el frenesi de la 'producción' te haga echar de menos estos espacios.
atte
su hermano

11:45 a.m.  
Blogger Paloma said...

Que bueno que volvió... lo echaba de menos. Me debe un montón de tallarines pelados, entre otras cosas.

1:26 p.m.  
Blogger Pancha said...

Leerte es para mi un suspiro... un suspiro que oxigena y permite detenerse en ese anden "fumando el humo mientras todo pasa"... asi m sentí al leer este post después de tanto tiempo... ojalá también sean mis palbras las que cruzan el océano y leguen directo y su cordillera... un abrazo de regocijo y bienvenida

1:34 p.m.  
Blogger sietecrisantemos said...

queridísimo, qué felicidad su regreso...
me recordó a Drexler con este andén
saludísimos
y caríñisimos

2:49 p.m.  
Blogger Irarrazabal said...

AmigoHermano,

Aquí nos detuvimos contigo y nos sentamos a esperarte como si de Penelopes se tratara.

La lluvia anterior ha bañado nuestros fierros. Ahora que la estación está limpia y ordenada es tiempo de hacer andar la máquina de nuestras letras.

Aquí estoy!

3:28 p.m.  
Blogger Marion said...

"...y yo un pasajero dormido
desdichadamente despierto
Yo estuve sentado y el tren
andaba dentro de mi cuerpo
aniquilando mis fronteras,
de pronto era el tren de la infancia,
el humo de la madrugada,
el verano alegre y amargo."
Pablo N

no hay deudas con los amig@s...

3:57 p.m.  
Blogger c. said...

qué bueno que volviste a escribir, es bueno saber de andenes y de ti, c.

5:44 p.m.  
Blogger Marce said...

Dulce aparición Rodrigo, suave y con olor a nostalgia, por Fito, por la estación, por los procesos invernales que, a veces, pueden inmovilizarnos en una estación de trenes olvidada.
Tranquila y linda aparición, tan propia tuya.
Abrazos y cariños para ti.

5:52 p.m.  
Blogger La Libélula said...

Hola Rodrigo, mirando tus palabras también me acordé de la poesía que muchas veces se queda en el tintero de los recuerdos...

Para ti:

Si me levanto temprano,
fresco y curado,
claro y feliz,
y te digo: «voy al bosque
para aliviarme de ti»,
sabe que dentro tengo un tesoro
que me llega a la raíz.
Si luego vuelvo cargado
con muchas flores
(mucho color)
y te las pongo en la risa,
en la ternura, en la voz,
es que he mojado en flor mi camisa
para teñir su sudor.
Pero si un día me demoro, no te impacientes,
yo volveré más tarde.
Será que a la más profunda alegría
me habrá seguido la rabia ese día.

Días y Flores
Silvio Rodríguez

Cariños

Yve

5:56 p.m.  
Blogger Pagana said...

Vi llegar su mensaje como quien ve entrar a un amigo que nunca se ha ido, pero se lo extrañaba.
Yo sabía que volvería querido, de todas formas la alegría de saberlo, es inmensa.

Un abrazo grande, desde este claro de bosque, de este lado de la cordillera...

6:38 p.m.  
Blogger Pau said...

A veces pareciera que el mundo nos abstrayera a un universo paralelo, donde está nuestro cuerpo pero no nuestra alma. Es como un estar "sin estar".

Saludos.

11:22 p.m.  
Blogger Beso Invisible said...

jajaj, la canción que le ponían a la Olivia en la teleserie del 13. A mi me carga ver teleseries, pero me gustaba ese personaje, era tan pava. Y además me gusta Fito Páez.
Y también me encantan esas estaciones, con gente viviendo en precarias condiciones. También me gusta caminar por los rieles enterrados en la tierra, con vegetación salvaje, y zarza moras que te rasguñan las piernas.
Y también me gusta ver cuando la gente vuelve a aparecer.

Saludos!

2:26 a.m.  
Blogger Patilú said...

Y hasta que un día... apareció...
Enhorabuena!!!!

Besos

3:56 p.m.  
Blogger Magda de los devastados said...

Yo tampoco buscaba a nadie...Besos.

11:19 p.m.  
Blogger Michelle said...

que bien de vuelta¡¡¡¡Bienvenido¡¡¡que las letras que vengan sean el puente entre las almas..Saludos

4:37 p.m.  
Blogger aguirrebello said...

Buen regreso, por la cinta paralela de los rieles de un convoy olvidado.

Y hermosa la foto de la estación de Quino del señor Vargas.

Claro que aún más desoladas, a mi juicio, son las estaciones ferroviarias del norte.

Abrazo,

AAB

7:22 p.m.  
Blogger LaRomané said...

Espero que el tiempor en el anden haya sido lleno lecciones y ensenanzas.

Carinos
0x0xx0
LaRomane

9:31 p.m.  
Blogger Lena said...

Me alegro de que hayas vuelto (ya para quedarte....?) con tus silencios, con tus andenes y con tus palabras.
Un beso de bienvenida,
Lena.

9:25 a.m.  
Blogger del sesentayseis said...

Le dejo un saludo, colega, y de paso le agradezco el suyo.
Buen texto, la imagen del anden me resuena y me evoca, muy bueno.

Saludos


Ricardo

10:35 a.m.  
Blogger burton said...

Qué bueno que volviste se te extrañaba, como siempre un lindo post. A mí también me gusta que a veces el tiempo se detenga y le gane a mi exstravío por la ciudad.
Rodrigo hace rato estoy debiendo varios links pronto linkearé y obvio aparecerás, la descripción me la reservo opara que sea sorpresa.
como siempre un agrado pasar por acá, un abrazo

1:53 p.m.  
Blogger Amanda said...

La puerta estaba abierta. Rodrigo querido... le recuerda algo estas palabras "vengo llegando del descanso...esta vez no viajé en tren, pero sabe?...los trenes se mueven...y se llevan las cargas pesadas que nos cuesta llevar...quiera ser que a estas alturas usted esté en una nueva estación...."
Volviste para deleitarnos con bellas palabras trenzadas en medio de tu transitar de reiles, vino, cafè y letras...
Un abrazo

8:58 p.m.  
Blogger Paitoca said...

estoy "al lado del camino"... esperando

"Si alguna vez me cruzas por la calle
regalame tu beso y no te aflijas.
Si ves que estoy pensando en otra cosa
no es nada malo es que paso una brisa.
La brisa de la muerte enamorada
que ronda como un ángel asesino.
Mas no te asustes siempre se me pasa
es solo la intuición de mi destino"

Qué curioso, los números logran ese efecto de nubosidad visual y lentitud mental... así ando tb hace como un mes... cuándo se acabará esto?

Abrazos, Rodrigo... te dejo un caluroso abrazo.

9:54 p.m.  
Blogger Seamusthepoet said...

Sí, que raro. Se siente como si fuera una pérdida real. Real como de alguien de carne y hueso y no acabo de comprenderlo. Me refiero a qué en momento, algo escrito toma corporalidad. Y me da pena. Eso es lo más raro de todo. Me da pena. De verdad. Y me resulta asombroso que me de pena. Pero me da. No lo entiendo. Y no he querido postearle, porque me dará rabia. Aún más raro. Pero bueno. Soy más nuevo en este estadio blogosfero y me cuesta comprenderlo. slds. a ti. Que estés bien.

10:42 a.m.  
Blogger Veronica Larrañaga Ruiz said...

Que bueno, como dice al acorde de una simple cancion: "Vuelvo mi vida vuelvo",
Varias veces busque y no habia nada nuevo,
vero

11:30 p.m.  
Blogger Ipnauj said...

La ausencia no necesariamente es un vacío, puede estar llena de sensaciones.

Un gran saludo.

3:04 p.m.  
Blogger cami.la said...

Mira lo que he echo para poder escribirte...me cree esto sin nisiquiera saber como se ocupa :S

pero esribes tan lindo que creo que seré parte de todas estas personas que siempre te visitan y ven lo que has escrito..

Camila

10:24 p.m.  
Blogger con las antenitas prendidas said...

regresaste!! por fin, se te extrañana....
así que metido en la estación, ....siempre es bueno un silencio, un momento de quietud para el alma....

12:09 a.m.  
Blogger ...Blog de Karenchi... said...

¡¡¡Muack¡¡¡
Visitame que se le extraña..
Un Abrazo

2:13 p.m.  
Blogger Rodrigo said...

saludos cariñosos.

Gracias a todas y todos por las visitas....y tal como ocurre otras veces: este post pasó por un zapato roto y mañana les dejo otro.

3:06 p.m.  
Blogger your said...

phentermine nice :)

4:38 a.m.  
Blogger Pagana said...

Ro querido, mira que te haces extrañar, eh?

Un abrazo grandote desde tierras charruas.

7:29 a.m.  
Blogger Sally said...

earn money - tramadol cool blog :)

4:07 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home

ecoestadistica.com