lunes

El color de las palabras.

Cuando me dedico a cocinar pienso en la Alquimia. Cada ingrediente debe conocerse bien y ser tratado con cariño riguroso. Si se corta, el filo del cuchillo no debe dañar la esencia que se esconde tras la textura y el color. Si se pela, deben ser caricias suaves. Carnes, tubérculos, semillas, hojas, granos, tallos y especias van reservándose en pocillos a su medida, todos preparados para el toque de batuta que de inicio al proceso de transformar, calor mediante, lo simple en algo mágico.

En la cocina es necesario dominar el fuego. Se debe tener la cautela de llevar el metal a la medida justa de calor; sólo después se rocía el óleo que servirá para fundir las materias, combinar los colores, y elevar volutas aromáticas. Otras veces no es óleo, es agua y vapor danzante, como danzantes también los colores en la mezcla de las materias que se quedarán crudas. El trabajo de cocinar requiere instinto, pero también pausa; saber lo que se quiere transmitir con la comida, el lugar de las personas al que se aspira a llegar. Cocinar es también la extensión de lo que uno siente y quiere compartir. Cocinar es preparar un encuentro para evocaciones posteriores.

Decía el poeta: "¡Inventé el color de las vocales! A negra, E blanca, I roja, O azul, U verde. Regulé la forma y el movimiento de cada consonante y, con ritmos instintivos, presumí de inventar un verbo poético accesible, un día u otro, a todos los sentidos". Pienso a veces que, en mi caso, escribir es como cocinar. Sin embargo, y evidentemente, la mayoría de la veces en este plano soy un simple aprendiz de mago. No me resulta fácil combinar los elementos, a duras penas voy con la R y con la F.

Qué sueña C, dónde mira D, qué altura alcanza P, qué espera S, dónde duele M..., ya ven, no me alcanza el saber...por eso escribo a tientas, por eso la pausa con que escribo. No vaya a resultar que dañe los ingredientes, que no haya color, ni volutas de aroma, que no exista sabor para evocar...

34 Comments:

Blogger Gata con SuerT said...

No me diga que le gusta cocinar??? si es asi, agradecere un par de recetas, y lo invito a ver unas pocas que he dejado humildemente guardadas en
www.preparati.blogspot.com

Tiene razon, saber mezclar ingredientes, puede ser tan dificil como saber que letras mezclar.
Te leo

3:44 p.m.  
Blogger Patricia said...

me gusta cocinar tambien... soy re chamullenta en la cocina

=)

4:05 p.m.  
Blogger Pagana said...

Usted cocina muy bien las letras mi amigo... Le quedarán tan ricos los tallarines?
Un abrazo (y unos mates que todavía lo esperan por allá).

4:31 p.m.  
Blogger Michelle said...

la alquimia es un arte, un arte perfecto de equilibrio, de transformación, el mago el observador y el canal. El "creador", recibe, desde su apertura silente, la formula perfecta para conjugar e iluminar desde el corazón..que sus letras iluminen con el brillo de su alma saludos Michelle

8:29 p.m.  
Blogger sietecrisantemos said...

me creerías que amo la cocina? que quiero ser chef, que lo que más quiero es volver a escuchar el tomate cada vez que me habla, yo también le hablo, en fin...la cocina, tiempo justo, amor, constancia...la cocina

8:33 p.m.  
Blogger FuriosaCanifru said...

Algún seré, con trabajo y dedicación, una gran chef de las letras.

Y me carga cocinar.

9:39 p.m.  
Blogger Galob said...

chuta no sabia todo lo que puede contemplar cocinar, o ¿será que vivo solo y ya no tengo tiempo ni alimento para esas afrofisiacas producciones?. Me encanta comer... pero eso: comer. El resultado de tu obra. jeje

Un abrazo compadre!

9:40 p.m.  
Blogger Pablillous said...

compadre!

me encanta cocinar..y despues de leerte..me dieron ganas de partir a la cocina..


abrazos!

2:23 a.m.  
Blogger Rey muerto said...

Tremenda sensualidad en tu cocina. Bellísimo escrito.

6:25 a.m.  
Blogger LaRomané said...

Como buena mujer moderna, estoy bastante alejada de las ciencias culinarias, no soy una experta pero me defiendo con hidalguía e ingenio. Lo que más disfruto es preparar cosas dulces como dulces, postres y pasteles. Son mi perdición y me entrego plenamente a su preparación.

Cariños
X0x0x0x
LaRomané

8:47 a.m.  
Blogger Omar Cid Maureira said...

Chutas
A mi me gusta cocinar, pero la triste comparación que hago me hace quedare como vagabundo haciendo fuego debajo de su tarro; (el perro acompañante eso si aprecia la formula, leal el bruto).
Si me entusiasma leerte, agradezco tus letras, son realmente evocadoras, a partir de alli me identifico con un Comando haciendo tallarines para la tropa.
Alquimia del sobreviviente.
un abrazo.
suyo
Omar

10:58 a.m.  
Blogger Antonia Katz said...

Creo también en la alquimia que nos regala cocinar, has visto cuando haces algo amorosamente que tienes de regreso? y cuando no es así qué sucede?. Cocinar, comer, servir actos divinos por excelencia. Beso pa ti

1:23 p.m.  
Blogger Iris said...

vacaciones, naturaleza, bosques y retorno, vienen a desembocar en poesía.

tus palabras nos devuelven la belleza y la magia de lo cotidiano

Cariños,
Iris

1:56 p.m.  
Blogger Paloma said...

Para mí, tallarines pelados, gracias... Soy simple.

1:58 p.m.  
Blogger Gumucia said...

Comer (cocinar), comer rico (cocinar), comer (cocinar) en compañía, un placer escaso y lejano... sobretodo cuándo no hay tiempo y como dicen en el campo "no se tiene buena mano".
Mi especialidad los postres... y por amor... ufff que no he hecho por en nombre del amor.
besos muchos

2:02 p.m.  
Blogger danieLa® said...

Oye! qué lindo lo que escribiste. Así hasta una simple ensalada de tomates es algo especial. Qué bien hace notar la sensibilidad en los hombres actuales, felicitaciones.

Mil gracias por las visitas y la preocupación. Volví el domingo a Santiago y hoy a la dura realidad del trabajo, aunque tampoco da para quejarse tanto.

Por estos días volveré a la blogósfera, pero por un ratito no más.

Un abrazo!.

2:24 p.m.  
Blogger Ipnauj said...

Siento el respeto más profundo por los magos de la cocina. Como en todas las materias, no paso de aprendiz.

Un gran saludo.

3:18 p.m.  
Blogger wanglen said...

querido,
me carga cocinar
quizás es por la cocina que tengo disponible, que me provoca una sensación de encierro permanente y me dan ganas de salir de ahí
saludos

3:45 p.m.  
Blogger c. said...

merquén y orégano... y una botella de vino tinto y música y bailoteo en la cocina,
saludos, c.

4:31 p.m.  
Blogger Filos en Mundo de Sofía said...

Hay que darle siempre un toque de alma a todo lo que hacemos y que más eficiente para deleitarnos que lo que cocinamos...

Ha de ser maravilloso comer lo que haces y creo que más que leerte.

saludos.

Elva*

4:41 p.m.  
Blogger mezcalino said...

uffff. la cocina es un servicio de lo mas elevado, pues imaginate que tienes a tu cargo lo que los demás van comer, y comer significa agregar nutrientes para que tus células continúen esta maravillosa alquimia y formen tus futuros cuerpos...es decir "somos lo que comemos", si comemos puras porquerías rápidas hechas solo para vender rápido y nada mas sin ningún tipo de dedicación o entrega, nuestra energía interna será asi, con similares características...asi en todos los casos, en cambio si probamos algo preparado con mucha dedicación y conciencia, que decir de como nos cambia la vida...es una de las razones del por que dejé de comer carne :)
un gran saludo pa usted amigo y bkn que le guste cocinar, es una de mis aficiones preferidas, si me lo hubieran permitido hubiese estudiado para ser chef...igual aprendím solo ojojojo. nos leemos.
gracias por su visita!!!

4:42 p.m.  
Blogger Filos en Mundo de Sofía said...

Yo opino que si usted cocina como lo escribe, entonces ha de ser delicioso provarlo.

Igual soy amante de la cocina y todos necesitamos muchas cosas deliciosas para satisfacernos.

Así que creo que no habría compraración, mas que enlace en mi comentario.

Elva*

5:30 p.m.  
Blogger Mary Rogers said...

Uyyyyyy qué bonita visión, Rodrigo! Qué buenas comparaciones.
Tengo una amiga que se niega a compartir una mesa con gente que no sea verdaderamente amiga. Cocina espectacular ( yo no, pero soy un poema como comensal... disfruto que es un gusto...) y cada plato es una evidente manifestación de amor.

es bueno tenerte de vuelta, con tu cocina literaria!

7:15 p.m.  
Blogger Veronica Larrañaga Ruiz said...

El cocinar, el disfrutar la comida, para mi es un acontecimiento social. Disfrutar con los amigos es para mi enriquecedor si partes con ellos preprando en conjunto la comida, aunque si los invitas a comer a algo que es preparado con tus propias manos es un hermoso regalo.
Pero si esto se acopaña de un buen vino, buena musica y buena conversa, espacio para cambiar el mundo
Abrazos
vero

10:31 p.m.  
Blogger Viddeara said...

Y el aroma que viene desde dentro de un tronco de árbol es justo lo que hoy necesito para sonreir.
Beso!.

11:03 p.m.  
Blogger foton said...

Muy buen blog muy inteligente .te comenzare a visitar.

Saludos.

5:46 a.m.  
Blogger Xime said...

Vaya voluptuosidad! En las palabras y en las texturas. TAmbién amo cocinar, pero no podría ser tan exacta y encantadora en la descripción como tú. Volveré a este plato pronto, si me invitas.

Gracias por el saborcito.

Un abrazo cronopio, y un fogón en tu honor, mago de alimentos.

12:49 p.m.  
Blogger burton said...

Me gustan los hombres que le ponen amor a la comida, felicitaciones.
Sobre las clases van ahí no más, pero aún queda harto y espero mejorar
un abrazo

1:31 p.m.  
Blogger Rodrigo said...

gracias a todas y todos los que comentaron

5:31 p.m.  
Blogger Beso Invisible said...

Ahhh qué bonito esto. Es cómo en los laboratorios de química y hacer una reacción de neutralización, te pasas un poquito con las gotitas de base... y a hacerlo de nuevo.

Ahh pero que quedó lindo esto. Quedó bien cocinado.

But... o sea, también sabes cocinar!! De pelos.

Saludotes!

5:40 a.m.  
Blogger Pat Rizia said...

gracias por tu visita, yo tb creo que cocinar es poseer secretos de mago, quien bien me dé de comer, encantada me tendrá

2:14 p.m.  
Blogger Amanda said...

la cocina y la escritura, que bella metafora, en ambas ponemos tanto amor, cuidamos de la temperatura correcta dependiendo de la ocasión, los ingredientes y la justa medida, una pisca, un pichín, 1/2 cucharadita de té que no el lo mismo que 1/2 cucharada, una tapita de vino en fin,... solo decir que después de un rato de leerle aseguro que usted no daña los ingredientes más bien los realza de un modo preciso..., para poder evocar el sabor
un abrazo

10:38 a.m.  
Blogger Magda de los devastados said...

Ensalada de letras con aliño de puntuación, además un brindis de apóstrofes...

11:20 a.m.  
Blogger reds said...

sin olvidar que todos los alimentos provienen de los 4 elementos, salutes,

5:16 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home

ecoestadistica.com