jueves

No olvidadizos sino olvidadores...

“Ocurre que el pasado
es siempre una morada
Pero no existe olvido
capaz de demolerla”
(Benedetti)

Hace algunos días, Sebastián Acevedo se vino a la memoria. No vino como una imagen o como una biografía amarga. Sebastián se vino en piel, sentido, emoción y recuerdo fecundo. Al mismo tiempo, en otro extremo de la ciudad, alguien dice no acordarse y se aleja caminando, afirmado en su bastón infausto.

Convengo con Benedetti en que la memoria y el recuerdo tienen días de niebla, y que cuando aclara y se disipa la niebla, el olvido esta lleno de memoria. Quizás por eso existen los olvidadores, aquellos que se empeñan en mantener una falsa amnesia, para que la claridad no les alcance y sus olvidos no se llenen de memoria. Se empeñan en no recordar, y también en que no recordemos, porque sus recuerdos son como la sed que se calma con cáliz amargo. Pero los olvidadores saben, y si no lo saben, lo advierten: la falsa amnesia es sólo una ilusión.

Cuando los antiguos orientales intentaban explicar la memoria, señalaban que esta era un atributo de la fidelidad a nosotros mismos. Quien se recuerda, quien se reconoce, quien se construye, tiene memoria porque se es fiel consigo.

Por mi parte, me declaro olvidadizo. No me funciona la agenda, no uso celular, me lleno de papelitos con anotaciones vagas que, por supuesto, me cuesta ordenar. Tengo problemas con los cumpleaños y algunos nombres y, a veces, se me mueven los números en el calendario. Soy olvidadizo, pero no olvidador...porque para mi, parafraseando a Blades, la memoria se convierte en un sustento, y más que el dato lógico, llevo huellas en los sentidos. Entonces, los colores, los aromas, los sabores, las palabras, los gestos y los paisajes me evocan.

Sebastián se vino a la memoria, porque soy olvidadizo y no olvidador.

5 Comments:

Blogger Magda de los devastados said...

Hola Rodrigo, gracias por tu visita, vendré a verte cada vez que pase por el vecindario.

7:58 p.m.  
Blogger Marion said...

somos la memoria que tenemos, no me canso de citar a Saramago, soy lo que tengo tambien ,estas, mis manos vacias y el corazon lleno de nombres
soy memoria y a veces no me gusto,no recuerdo rostros, recuerdo sonidos, voces (has intentado describir una voz?)entonces, tambien recuerdo las canciones, la del Sebastian y otras, la epoca en que nos pasamos cantando, entonces cuando estoy triste, canto, como memoria de esperanza

12:18 a.m.  
Blogger tita said...

recordar, dicen que quiere decir volver a pasar por el corazón
gracias por recordarme a sebastian acevedo. Anduvo Andres palma por estos sures y nos acordamos de lo mismo.
Cada tanto me acuerdo del futuro esplendor. ¿cómo estás?
abrazos
Tita

11:04 p.m.  
Blogger Omar Cid Maureira said...

Cada cuanto tiempo el cometa amarillo nos visita?, cada cuanto tiempo hay glaciaciones?; cuando seremos un único continente?, cuando volveremos a separarnos?, cuando escribiras en tu blog?, cuando?....

4:49 p.m.  
Blogger Iris said...

gracias Rodrigo, por dejarme el enlace de esta nota. ocurrió en la plaza de mi ciudad, aún recuerdo el horror, otro más de los tiempos del terror, quedó grabada su voz implorante, rogando liberaran a su hija...

3:45 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home

ecoestadistica.com